¿Qué es?

La fibromialgia se caracteriza por dolor generalizado en todo el cuerpo, algo constante y continuo alterando la vida normal, duelen  los músculos, ligamentos y tendones.  Es una anomalía a la percepción del dolor.

Se desconocen las causas que originan la fibromialgia, podría deberse a las alteraciones o desequilibrios que se producen en los neurotransmisores del sistema nervioso.

Las personas con fibromialgia interpretan la presión, calor, vibración o cualquier otro estimulo como doloroso.

Síntomas

  • Anquilosamiento, además de dolor, la rigidez del cuerpo puede representar un problema para la persona con fibromialgia especialmente a la mañana, después de permanecer sentados o de pie durante largo periodo de tiempo.
  • Trastornos de sueño, suelen despertarse y tener la sensación de no haber dormido apenas. Se tiene problemas para dormir o mantenerse dormido.
  • Parestesia, se puede asociar a entumecimiento u hormigueo (manos, pies). Esta sensación también se puede describir como picazón o ardor.
  • Ansiedad y depresión, suele estar vinculado a la enfermedad, lo que no se puede determinar es si aparece antes o en el trascurso de la enfermedad.
  • Otros síntomas pueden estar relacionados con trastornos gastrointestinales como intestino irritable, trastornos musculo-esqueléticos como el síndrome del túnel carpiano, hipotiroidismo, mareos, vértigos…

Consejos a tener en cuenta

Ya que no existen medidas preventivas para eliminar o disminuir su aparición, intentaremos tener en cuenta ciertos consejos.

Hay unos factores agravantes ante esta enfermedad que son:

  • Frio
  • Tiempo húmedo
  • Inactividad o exceso de actividad
  • Estrés mental
  • Estrés físico
  • Dormir mal

Y por el contrario unos factores que alivian y  que nos ayudaran:

  • Calor
  • Tiempo seco
  • Actividad física moderada
  • Relajación
  • Descanso
  • Sueño reparador

Alimentación

  • Importante es llevar una alimentación sana. Somos lo que comemos.
  • Depurar el hígado, la alcachofera, el rábano negro y el cardo mariano, entre otros, ayudan a limpiar de toxinas el organismo, y mejorar las funciones de nuestro organismo
  • Eliminar o disminuir los productos lácteos de nuestra dieta, mejora algunos trastornos musculares
  • Disminuir la ingesta de carnes rojas y embutidos
  • Eliminar de nuestra dieta los alimentos procesados, refrescos y alcohol

En Centro de Masajes Árnica podemos ayudarte mediante:

  • Masaje y diatermia, con masaje y radiofrecuencia  que emite ondas de calor podemos ayudar a calmar la zona y aumentar la circulación de la sangre a los músculos tensos y dolorosos.
  • Terapia sacrocraneal, es un método suave donde se mejora el funcionamiento del sistema craneosacral, favoreciendo el funcionamiento del sistema nervioso central y eliminando estrés.
  • Estiramientos, son importantes porque nos ayudan a aliviar la tensión y los espasmos musculares.
  • Acupuntura, mediante la inserción de pequeñas agujas ayudamos a aliviar los dolores musculo-esqueléticos, equilibrando la  energía, que es la causa de muchos de nuestros dolores o síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *