¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es la curvatura lateral de la columna, esta curvatura puede ser simple, en forma de “C” o doble, en forma de “S”.

Causas

El origen no se sabe muy bien, puede ser por  la posición del feto en el útero, hereditario o genético,  neuromuscular.

Esta patología se suele desarrollar en niños hasta el final del crecimiento.

Se notan desigualdad de altura de hombros, escapulas y caderas a distinto nivel con sensación de dismetría en miembros inferiores.

¿Qué hacer?

La columna se termina de formar aproximadamente a los 20 años, así que  disponemos de herramientas que  nos permiten que la escoliosis vaya más lenta o rectifique, dependiendo de cada caso y de  cada persona.

En los niños, en  fase de crecimiento los mejores ejercicios son la natación y los estiramientos.

Ya en adultos y mayores, que la escoliosis se ha formado,  

 1. Realizar regularmente ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular de la columna vertebral es la mejor prevención para evitar determinados tipos de escoliosis.

2. Cuidar nuestra higiene postural en el trabajo, evitando posturas incorrectas, esfuerzos unilaterales, técnica de levantamiento de peso errónea, etc…

3. Evitar pautas de movimiento erróneas que requieren un esfuerzo excesivo e incorrecto por parte de la columna vertebral y de los discos intervertebrales en las tareas del hogar (planchar, barrer, pasar el aspirador, etc..

4. Vigilar las posturas en el hogar cuando estudiamos, cuando estamos frente a un ordenador…y observar cualquier asimetría en tu cuerpo (un hombro más alto, pierna más larga, gibosidad dorsal,..).

5. Debemos tener especial cuidado con determinados deportes que, por su carácter asimétrico, pueden favorecer la aparición de la escoliosis (tenis, badminton, golf, etc…).

6. La natación es el mejor deporte, en la mayoría de los casos, para prevenir y tratar la escoliosis. Produce una tracción axial de toda la columna vertebral, lo que lleva a su enderezamiento.

8. Los trastornos psicosomáticos, los esfuerzos psíquicos y el estrés hacen que la musculatura se contraiga y que la columna se deforme.  

Desde el Centro de Masajes Arnica, te recomendamos ejercicios muy sencillos para estirar tu columna y darle movilidad:

Los tres ejercicios parten desde la posición de cuadrupedia, manos debajo de los hombros, brazos estirados, hombros atrás, espalda recta, rodillas debajo de las caderas, con los pies y rodillas separados a la anchura de las caderas.

  • Estiramiento del gato, redondeamos la columna hacia arriba, redondeándola desde las cervicales hasta el sacro y volver a la posición inicial
  • Estiramos un brazo hacia delante y la pierna contraria atrás, volvemos a la posición inicial y hacemos lo mismo con el otro brazo y la otra pierna.
  • Estiramos brazo derecho hacia delante y pierna derecha hacia atrás, volvemos a la posición inicial y realizamos el mismo ejercicio con el brazo izquierdo y pierna izquierda.

            Estos tres ejercicios los podemos realizar tres veces al día, dependiendo de nuestra disponibilidad, como dos o tres series de ocho a diez repeticiones cada vez.

Desde el Centro de Masajes Arnica, en nuestro centro de Moratalaz, te asesoramos de la mejor forma para reducir el dolor, que te sientas mejor, más ágil, te sientas seguro, en un estado de bienestar.

Nosotros desde el Centro de Masajes Árnica ofrecemos tratamientos de:

– Masaje: descargando las contracturas y la sobrecarga muscular.

– Diatermia: para  bajar la inflamación, en el caso de que la haya.

– Osteopatía: para corregir y normalizar la columna y la estructura.

– Acupuntura: para calmar y  reducir el dolor.

– Entrenamientos personales de Pilates: para fortalecer la musculatura y corregir las malas posturas del día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *